Una novela

conductores-suicidasConductores Suicidas (novela, por Valdearena). Publicada en 2003 por Ediciones de la Flor.

Dice Roberto Fontanarrosa en el prólogo de este libro:

Alejo, por fortnua, no intenta con este libro redimir a nadie, ni esclarecerlo, ni mostrarle el Camino de la Luz, solo narra pedazos de la vida común de un grupo de amigos, logrando un relato -para mi gusto- agilísimo, refrescante, potente, divertidísimo.

Texto de contratapa

Cuatro muchahos de algo más de veinte años son amigos; sus vidas giran en torno de conquistar “una minita” , Van a boliches, toman mucho alcohol, siempre a la pesca de mujeres que acepten acostarse con ellos. Autobautizados “Conductores Suicidas” deciden movilizar la conciencia de la sociedad: quieren insertar un elemento desconcertante que obligue a la gente a cuestionarse y se les ocurre pegar carteles en objetos de la calle con el nombre de ese objeto (un cartel que dice árbol, fijado en el tronco de un árbol, por ejemplo). “Torean” autos, viven desopilantes aventuras amorosas en sus viajes a Rosario, al Perú y a Cuba.

Conductores Suicidas es una novela fresca, humorística, entretenida, y sus protagonistas brillan por su simplicidad, por su falta de heroicidad, por su creíble naturalidad.

Las viejas de Puig (reseña de Martín De Ambrosio en Radar libros, de Página 12)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s